NacionalesPortada

Un total de 109 diputados, representantes de todos los partidos mayoritarios y de las distintas tendencias, votaron por el préstamo que le sometió el Poder Ejecutivo para la construcción de la planta a carbón en Punta Catalina, en la jurisdicción de Baní. Eso sucedió en la sesión celebrada el 21 de abril de 2015,  en la que otros nueve legisladores  votaron  NO, y 11 no tuvieron decisión, según consta en el acta de ese día....
Ramon Read2 semanas ago1144 min

Un total de 109 diputados, representantes de todos los partidos mayoritarios y de las distintas tendencias, votaron por el préstamo que le sometió el Poder Ejecutivo para la construcción de la planta a carbón en Punta Catalina, en la jurisdicción de Baní.

Eso sucedió en la sesión celebrada el 21 de abril de 2015,  en la que otros nueve legisladores  votaron  NO, y 11 no tuvieron decisión, según consta en el acta de ese día.

El préstamo fue por   656 millones de dólares para ser utilizados en la construcción de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, una comunidad del municipio Baní, en la provincia Peravia, con dos unidades de generación a carbón mineral.

El préstamo ya había sido aprobado por el Senado. El financiamiento fue otorgado por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y la constructora Norberto Odebrecht, para que lo ejecute la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE). El empréstito estaría  contemplado en el Presupuesto General del Estado del 2015.

Las votaciones
Para aquella ocasión los diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Nelson Arroyo, Arsenio Borges,  Alexis Jiménez, Néstor  Cruz Pichardo y  Eugenio Méndez, fueron los que votaron NO al préstamo. Igual que los perredeístas  José Jáquez, Santo Ramírez, Luis Sánchez, y la en ese entonces diputada peledeísta, Minou Tavárez.

A favor de la pieza votaron todos los diputados peledeístas presentes en la sesión, tanto de la tendencia de Danilo Medina como de Leonel Fernández, ya que “se acogió la línea partidaria”.

Este proyecto consiste en la construcción de una Central Termoeléctrica con capacidad de 720 megavatios integrada por dos unidades de 360 megavatios cada una, para la generación de energía a partir de la quema limpia de carbón mineral pulverizado.

Fuente: Listín Diario.

Ramon Read