OpiniónPortadaHAY MOTIVOS PARA RECORDAR A DUARTE CON DOLOR Y PENAS.

Escrito por: Miguel Ángel Tejeda. Hay motivos para recordar a Duarte con dolor y penas. Existen esos motivos desde el momento mismo que la cosecha de lo que sembró es diametralmente diferente a lo esperado. Sus frases suenan bonitas pero lejanas, por el incumplimiento de aquellos que juraron defender la Patria y la Nacionalidad, solo quedan puras hipocresías políticas de una veneración esculpida en el papel moneda que llena las arcas de los que tienen...
Ramon Read3 meses ago1803 min

Escrito por: Miguel Ángel Tejeda.

Hay motivos para recordar a Duarte con dolor y penas. Existen esos motivos desde el momento mismo que la cosecha de lo que sembró es diametralmente diferente a lo esperado.

Sus frases suenan bonitas pero lejanas, por el incumplimiento de aquellos que juraron defender la Patria y la Nacionalidad, solo quedan puras hipocresías políticas de una veneración esculpida en el papel moneda que llena las arcas de los que tienen la responsabilidad de hacer de sus enseñanzas un apostolado.

Todo el sueño de Duarte esta inconcluso por parte de las clases dominantes y por nosotros mismos. La clase dominante se beneficia del entierro de Duarte al no querer asumir su nacionalismo y sus ideas liberales y nosotros hemos dejado morir a Duarte al ser incapaces de construir un proyecto político que le diera continuación no solo a los sueños de Duarte, sino también a los de Luperón, de Manolo, de Caamaño, de Fernández Domínguez, de Bosch.

Pero si hay motivos para recordar a Duarte con dolor, nos sobran razones para salir a defenderlo y para seguir enarbolando sus inconclusos postulados, sin lloriqueos sino con la firmeza que aconsejan los nuevos tiempos .Organizarnos y construir su proyecto alternativo seria la cuestión del momento.

Ramon Read